Regresar arriba

5 jóvenes que enorgullecen a México

Desde trabajar en la NASA hasta bailar en uno de los grandes escenarios del mundo, estos mexicanos tienen historias de éxito que debes conocer.

Actual
Pinterest/UNAM
Netlog

Cuántas veces hemos creído que los mexicanos no estamos a la altura de otros países. Que nunca saldremos adelante y que nos gusta conformarnos. Quizá han sido varias ocasiones, sin embargo, siempre hay alguien que rompe con ese estereotipo, y para muestra los jóvenes mexicanos, quienes con sus hazañas dan esa alegría que a veces le hace falta a México.

Para que te des un idea recopilamos cinco historias de jóvenes mexicanos que han comenzado a cosechar sus historias de éxito y que bien vale la pena reconocer su esfuerzo, porque ponen el nombre de México en alto.

Isaac Hernández

En un mundo donde los rusos acaparan el ballet, de pronto llega un joven mexicano que con sus pasos de baile y su técnica rompe los paradigmas. Isaac, de 27 años, ya ha pisado grandes escenarios como el teatro Marinsky de San Petesburgo y la Ópera de París. Además ha ganado tres Gran Prix, algo así como el Mundial de Ballet.

Mira qué bien lo hace

Lesthat Martínez

Lesthat no solió sorprendió con su nombre, más bien fue su gran inteligencia para responder un examen de ingreso a la UNAM, y miren que muchos lo consideran bastante complicado. Pero para este joven estudiante, de 20 años, fue pan comido. Así es, tuvo 120 aciertos, es decir puntuación perfecta. El joven ahora cursa la carrera de Biología en la Facultad de Ciencias.

UNAM

Yair Israel Piña

Este joven de 20 años y estudiante de la UNAM tuvo una gran misión, ya que formó parte de la tripulación 180 en la Estación de Investigación del Desierto de Marte de la NASA, donde estuvo en condiciones similares al de planeta Rojo. El trabajo sobre el desarrollo de materiales con propiedades termoluminiscentes para medir la radiación en el espacio fue lo que le abrió las puertas de la NASA.

UNAM

Julián Ríos

A sus 17 años, Julián hizo lo que a ningún otro investigador se le ocurrió, crear un dispositivo que detecte el cáncer de mama, a través de biosensores que las mujeres puedan colocarse en el sostén. Este dispositivo se llama Eva y registra las temperaturas anormales de los senos para que se pueda hacer el diagnóstico.

Bárbara Wetzel

Todos la conocen como Bibi, tiene 13 años de edad, y tiene síndrome de Down, pero eso no le impidió convertirse en gimnasta. Para ella este deporte no es solo un hobbie, ya forma parte de su vida, ya que día a día le pone mucho empeño para ser la mejor de su categoría y conseguir medallas. Este esfuerzo ya se ha visto reflejado en el Campeonato Mundial ‘Syndrome International Gymnastics Organization’ donde obtuvo tres oros, y el título de campeona mundial en 2015.

#SGS


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail