Regresar arriba

Dale una oportunidad al pescado, no solo en cuaresma

Olvida por unos días (o semanas) las carnes rojas y mejor prepara unos ricos mariscos que le vendrán muy bien a tu dieta.

Actual
Netlog

Seamos sinceros, a los mexicanos nos encantan los platillos preparados con carne de res y cerdo, desde un pozole hasta unas carnitas, eso sí con mucha salsa.
Mientras que el pescado y el pollo, lo dejamos para temporadas como la cuaresma, cuando vamos a la playa o si estamos a dieta.

Sin embargo, los expertos ya han hablado de la necesidad de disminuir el consumo de carnes rojas, incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado que “las dietas ricas en carnes rojas podrían ser responsables de 50 mil muertes por cáncer al año en todo el mundo”.

No te diremos que dejes de comer carnes roja, pero sí que le des oportunidad al pescado, pollo y verduras, y para ello, la nutrióloga Zachary Hernández Olguín, nos da algunas recomendaciones.

“Cuando dejamos de comer carne roja de forma cotidiana se obtienen grandes beneficios, ya que baja la cantidad de grasas saturadas, como el colesterol que está relacionado con problemas cardiovasculares, si a este cambio de alimentación le añadimos frutas y verduras obtendremos fibra de forma natural y disminuiremos el riesgo de padecer obesidad’.

Si lo que quieres es proteger tu corazón de un infarto, el pescado es una buena alternativa, ya que cuenta con altos niveles de Omega 3, explica la experta en nutrición.

Hernández Olguín indica que las leguminosas son la segunda fuente de proteínas, después de las carnes rojas, así podremos equilibrar nuestra dieta al dejar de consumir de forma regular carne roja.

Si te gusta algo más elaborado, es importante incluir en nuestra alimentación platillos hechos a base de verduras, como lo son los chiles rellenos de queso, sopas, vegetales gratinados, tortilla española; entre muchas otras recetas.

Y los favoritos de muchos (salvo de los alérgicos), los camarones, recuerda nuestra nutrióloga, son una fuente importante de proteína, fósforo y sobre todo son bajos en grasas.

Cuando se restringe el consumo de carne también se dejan de ingerir vitamina B12 y hierro; que pueden ser sustituidos por nueces, leche y verduras.

A pesar de esto ¡la carne roja no es mala! es recomendable consumirla una vez por semana, sin embargo lo que en muchas ocasiones provoca daños a nuestro organismo es la forma de preparación, ya que se le añade grasa extra al momento de freírla o empanizarla.

Así que mejor sigue estos consejos, y no sólo consumas pescado, pollo, verduras y semillas, en la cuaresma, mejor cómelas todo el año.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail