Regresar arriba

Demandan al gobierno mexicano por espionaje

Exigen a Enrique Peña Nieto, como Jefe del Estado mexicano, que explique por qué se usa dinero público para cometer ilícitos.

Actual
Periodistas y activistas piden se investigue el espionaje en su contra

Diversos periodistas y defensores de derechos humanos presentaron una denuncia ante el Ministerio Público Federal por los delitos de intervención de comunicaciones privadas y acceso ilícito a sistemas y equipos de informática y los demás que resulten de esto.

En la rueda de prensa #GobiernoEspía, las asociaciones Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCC), el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) y Artículo 19, así como los periodistas Carmen Aristegui, Carlos Loret, Salvador Camarena, Rafael Cabrera y Daniel Lizárraga,  le pidieron al gobierno que de a conocer qué hizo con la información que obtuvo mediante el malware Pegasus.

Luis Fernando García, de R3DMX –una de las organizaciones civiles que presentaron el informe- explicó que ante la vigilancia de comunicaciones y la invasión a la privacidad debe estar regulada por una serie de medidas pues es altamente invasiva, le da gran poder al atacante y se realiza en secreto, lo que conlleva el riesgo agravado de abusos, por ello de acuerdo con el derecho internacional de derechos humanos, para llevar acabo el espionaje debe haber:

  • Leyes claras y detalladas.
  • Finalidad legítima.
  • Necesidad y proporcionalidad.
  • Autorización judicial.
  • Fiscalización y rendición de cuentas.

De las cuales cual, en este caso ningún supuesto se satisface “pues no existe ninguna pieza legislativa que de manera detallada y clara faculte a ninguna autoridad  el uso de un malware tan invasivo como el Pegasus de NSO”, explicó el integrante de R3DMX.

Agregó aunque se considerara que es una forma más de intervención de comunicaciones privadas, para la Policía Federal en casos de prevención de delito, usada por Cisen en casos de seguridad nacional o por la PGR en casos de investigación de delito, “no podría ser usada en este caso porque no persigue ninguna finalidad legitima, el gobierno tendría que argumentar que las personas en esta mesa y en el informe son amenazas a la seguridad nacional o que coincidentemente todas ellas estuvieran siendo investigadas por la comisión de un delito”, señaló.

Tras exponer los casos de espionaje sufridos por Carlos Loret de Mola, Carmen Aristegui y su hijo Emiliano cuando era menor de edad, de los investigadores del IMCO Juan Pardinas y Alejandra Zapata, de los periodistas Salvador Camarena y Daniel Lizárraga,  planteó que no son casos aislados, sino una actividad de espionaje sistemática: “Lo sostenemos porque los ataques fueron perpetrados por la misma plataforma (el dominio sms.mx), en algunos casos se recibieron mensajes idénticos, los mensajes aumentan en ciertas coyunturas y tenemos evidencia de que el gobierno federal es una actor común en el espionaje y es cliente de NSO Group”, acusó García.

Reiteró que el malware no sólo es vendido en exclusiva a gobierno, sino que hay evidencia de qué agencias del gobierno mexicano son sus clientes, como la Secretaría de la Defensa Nacional, que contrató a través de Security Tracking Services -dirigida por Susumo Asano, detenido en EU por corrupción política-. Esta instancia gastó 212 millones de pesos del erario público a Pegasus.

Sobre la PGR, indicó que esta pagó hasta 15 millones de dólares por licencias de uso de Pegasus, mediante una solicitud de información, la procuraduría señala haber encontrado la información pero tenerla reservada: “Lo cual se está impugnando porque consideramos que esta es totalmente pública”.

Agregó que más agencias podrían estar involucradas.

Los mensajes de los periodistas espiados

Carlos Loret de Mola: “No es cosa menor porque con el espionaje se abre la puerta para que llegue más lejos la intimidación, el acoso, los despidos, las golpizas, los asesinatos y la impunidad; para que nada se investigue. Quieren que sepamos que nos están espiando, que saben de nuestras vidas y de las de nuestros hijos”.

Mario Patrón del Centro ProDH, y los periodistas Salvador Camarena y Carmen Aristegui

Salvador Camarena invitó a leer de manera detallada el informe y planteó que puede asegurar que quienes están en la mesa no son los únicos que están siendo espiados, pues en el informe se documentan diversos mensajes SMS  que cualquiera podría haber recibido.

Por lo tanto planteó que quienes se encuentren en estos casos deben sumarse a las voces que hacen la denuncia para que se eleve la exigencia de justicia.

Carmen Aristegui: “Enrique Peña Nieto tiene que dar explicaciones: ¿Qué tiene que decir el jefe del Estado mexicano si como señalamos aquí esto es una operación de Estado en la cual sus agentes en lugar de hacer lo que deben hacer, han usado nuestros dinero para cometer ilícitos graves?”.

Ve la conferencia completa:

 

 

Me gusta observar el mundo y luego escribirlo.