Regresar arriba

El juego de obstáculos: el ‘pasatiempo’ de los ciclistas en la CDMX

El equipo de Saga realizó un recorrido por las principales ciclovías de la ciudad para conocer qué tan fácil (o difícil) resulta desplazarte en dos ruedas.

Actual
Netlog

Si bien, la bicicleta ya es considerada una opción de movilidad sustentable en la Ciudad de México, la cultura del respeto al ciclista no está del todo presente en la mente de algunos automovilistas que siguen invadiendo los espacios destinados, como las ciclovías.

La Ciudad de México cuenta con poco más de 25 carriles confinados para que los que gustan de pedalear se sientan más seguros, pero pese a que éstas llevan ya varios años de vida, enfrentan problemas de obstrucción que impiden el libre tránsito.

Aunque el gobierno capitalino ha invertido millones de pesos en las ciclovías su falta de mantenimiento ha causado que en la actualidad los ciclistas circulen por pavimentos irregulares, convirtiéndose en todos unos expertos en esquivar obstáculos como coladeras destapadas o rotas, basura, baches, charcos, además de la ya mencionada falta de cultura vial por pare de los automovilistas y hasta peatones que invaden el carril confinado.

Al mismo tiempo, los conductores también se quejan de que los ciclistas tampoco cumplen con el manual urbano que fue diseñado por la Secretaría del Medio Ambiente. En cualquiera de los casos parece que aún se está lejos de lograr que la capital del país logre adaptar la bicicleta como un medio de transporte y no sólo para uso recreativo.

Si eres de los que no cuentan con bicicleta propia o te cuesta mucho trabajo trasportarla hasta una zona cercana a tu destino, puedes ocupar una de las más de 6000 bicicletas que ofrece ‘ECOBICI’, sistema de bicicletas públicas compartidas de la CDMX que opera desde el año 2010.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail