Regresar arriba

Chicago capacita a sus estilistas para detectar violencia doméstica

El chisme del salón de belleza puede servir para una muy buena causa.

Actual
Netlog

Aceptémoslo, las ‘charlas de salón’ son ese pequeño gusto culposo que tenemos; a veces nos enteramos de cosas muy íntimas, mientras esperamos el turno para el corte de cabello, y gracias a estas historias la Asamblea General de Illinois se dio cuenta que los estilistas podrían detectar casos de violencia doméstica, por lo que tendrán que tomar un curso para saber cómo hacerlo.

“Una clienta presentaba calvicie, cuando la pasé a la silla y pregunté qué quería que le hiciéramos soltó en llanto. Me dijo que tenía muchos problemas en casa”, comentó la cosmetóloga Brigitte Brooks en entrevista para Reuters.

La organización ‘Chicago says no more’, dedicada a combatir la violencia doméstica, está totalmente de acuerdo con esta nueva ley, por la confianza que existe entre cliente y estilista a la hora de hablar de temas más íntimos.

Por esta razón la industria cosmética de Chicago se unirá a esta causa, y sus estilistas tendrán que tomar el curso de una hora; con ello se convierten en el puente que conecta los casos de violencia doméstica y abuso sexual.

Barberos, cosmetólogas y estilistas apoyarán a los clientes brindándoles una lista de centros de apoyo cuando se percaten que existe algún foco de alerta. De no tomar este curso, los especialistas en belleza de Illinois no podrán renovar su licencia de trabajo.

“Yo no sabía que el abuso emocional era un delito; supongo que igual que el abuso físico o sexual. Estaba muy escéptica por los resultados, pero es en realidad un beneficio”, dijo una estilista de forma anónima a un medio local de Chicago.
En las sesiones se dará a los cosmetólogos las herramientas necesarias para saber la forma correcta en la que actuarán al reconocer las alertas. De acuerdo con estos foros de intercambio, los estilistas no darán consejos abruptos ni van a interferir de forma negativa en los casos.

“El mensaje más importante es que no deben resolver sus problemas, no tienen que darles solución o interferir. No son consejeros o terapeutas, ellos estarán capacitados para conectar, apoyar y escuchar a las víctimas”.

La ley  fue bien recibida, ya que en la primera sesión en el centro de Chicago se logró reunir a más de 150 estilistas.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

"La chica de las listas". Me gusta la cumbia desde antes que fuera cool, pero también le sé a la literatura, Joy Division, The Smiths, y los chismes del momento.