Regresar arriba

Esto es lo más importante que pasó el primer día en la OEA

Hoy fue inaugurada en Cancún la 47 Asamblea General de la OEA, con una canciller abandonando una reunión y sin resolutivo sobre Venezuela.

Actual
Inauguran la 47 Asamblea de la OEA

El Presidente Enrique Peña Nieto inauguró esta tarde la 47 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, en Cancún, Quintana Roo.

Aunque el tema de la reunión es “Fortaleciendo el diálogo y la concertación para la prosperidad”, en su primer día el diálogo fracasó dos veces alrededor de los conflictos en la tierra que gobierna Nicolás Maduro.

Venezuela se retira de la Reunión Consultiva

Previo a la inauguración, la Reunión Consultiva debía elaborar un resolutivo sobre Venezuela, sin embargo, cuando empezaba a discutirse, la canciller de Venezuela se retiró argumentando que la reunión fue convocada de manera fraudulenta.

Al retirarse, la canciller Delcy Rodríguez defendió la Asamblea Constituyente, a la que calificó de ser un organismo democrático que es rechazado por al oposición. Rechazar esta asamblea era una de las propuestas para construir un resolutivo, por lo que la canciller agregó que su país desconocería cualquier acuerdo alcanzado.

Fracasó la búsqueda de acuerdos

De cualquier modo no hizo falta que la canciller desconociera cualquier resolutivo que se alcanzara, porque no se logró ninguno.

Los 34 cancilleres presentes en la OEA discutieron dos documentos, uno apoyado 14 naciones de las 34 que la integran, que buscaba rechazar el proyecto de Asamblea constituyente del presidente Nicolás Maduro.

Una segunda propuesta promovida por países de la Comunidad del Caribe (Caricom) llamaba al diálogo y a evitar la violencia. Al no haber acuerdos, los cancilleres abandonaron esta reunión.

Ambas propuestas ya habían sido rechazadas el 31 de mayo pasado pues la primera alcanzó 20 de los 23 votos necesarios para ser aprobada; la segunda solo tuvo ocho votos.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

Me gusta observar el mundo y luego escribirlo.