Regresar arriba

La despiden por hacer seña obscena a Donald Trump

Juli Briskman se convirtió en noticia cuando su foto circuló por todas partes.

Actual

Juli Briskman se atrevió a hacer lo que quizá muchos estadounidenses no hacen cuando ven pasar al presidente de Estados Unidos Donald Trump: hacerle una seña obsecena.

Juli paseaba felizmente en su bicicleta, cuando vio aproximarse a la comitiva de Trump, quien viajaba en uno de los autos rumbo a su campo de golf en Virginia, fue en ese momento cuando la mujer de 50 años levantó su dedo medio y fue captada por una cámara, pero nunca imaginó qué tan lejos llegaría.

La imagen se hizo viral

De un momento a otro, su foto circulaba en redes y ella también la compartió.

Sin embargo, recibió una gran cantidad de mensajes, algunos que aplaudían lo que había hecho y otros la amenazaron de muerte.

Pero… todo terminó mal

Briskman contó, al diario The Washington Post, que la empresa para la que trabajaba, llamada Akima, una contratista del gobierno federal, decidió correrla como ejecutiva de marketing.

“Aunque ni siquiera estaba trabajando cuando todo ocurrió, (los jefes) me dijeron que había violado el código de conducta de la compañía”, explicó.

Juli dijo que si tuviera la oportunidad: “lo haría de nuevo”.

#SGS

 


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail