Regresar arriba

Los apodos más WTF que pusieron los chilangos a edificios en la CDMX

Porque a los chilangos no se les va una, las grandes construcciones que engalanan la capital del país tienen sobrenombres muy ingeniosos. ¿Cuáles recuerdas?

Actual
Netlog

Una característica particular de los capitalinos es ponerle apodos a prácticamente todo. Si una persona se viste de forma diferente a lo ordinario, si tiene una personalidad peculiar, dijo o hizo algo chusco, en menos de lo que canta un gallo tendrá un apodo que se llevará a la tumba.

Pero como los chilangos se pintan solos como los reyes de los apodos, ni los edificios que embellecen la Ciudad de México se salvan. Y para muestra…

Empezamos con una de las construcciones más representativas de la capital, el World Trade Center, conocido anteriormente como Hotel de México, es un rascacielos diseñado por el arquitecto Guillermo Rossell de la Lama. Debido a su forma similar a un bote de pegamento blanco es conocido como ‘El Resistol’.

Flickr

En sus años mozos, la antigua Torre de Mexicana tuvo que soportar se llamada ‘La licuadora’. Se trata de un edificio corporativo ubicado en la colonia Del Valle, en la delegación Benito Juárez, construido en el año de 1982 por el arquitecto Gildardo Alvarado y García. Tiene la forma similar a un vaso de ese elctrodoméstico ideal para preparar un buen licuado o una salsa taquera, aunque su nombre actual es Torre Fibramex, pero antes también se llamó Torre AXA.

Flickr

¿A que no sabías que esta dupla de edificios comunicados por arriba se llama en realidad Torre Arcos Bosques?, es probable que no, porque todos lo conocen como el célebre edificio ‘El Pantalón’. Está ubicado en la parte de Santa Fe que está en Cuajimalpa y fue diseñado en el año 1996 por el arquitecto Teodoro González de León. Su peculiar diseño, provocó que todos los ciudadanos y visitantes lo conozcan por su apodo, más que por su nombre real.

Flickr

En plena zona de Santa Fe, entre tantos predios modernos sobresale un curioso edificio que recibe de apodo ‘La Lavadora’. Este cubo futurista ue construido en el año 1997 por el arquitecto Agustín Hernández Navarro. Tiene 22 años de creación y muy pocos saben que lleva por nombre Conjunto Calakmul.

Flickr

Vaya si los chilangos piensan tanto en comida que hasta se imaginaron dos latas de refresco al pasar por esta zona de Polanco. En realidad se trata de el Residencial del Bosque 2, diseñado por el arquitecto César Pelli en 1996. Debido a sus formas cilíndricas y colores rojizos este par se ha ganado el nombre de ‘Las Coca Colas’.

Flickr

Una de las construcciones más polémicas y acreedoras a un singular sobrenombre desde el momento de su construcción fue ‘La Suavicrema’. Ubicada sobre Paseo de la Reforma, a un costado de los edificios más altos de la capital, se encuentra esta obra en forma de una galleta rectangular que nos costó 1,304 millones 917.7 mil pesos. Fue construida en diciembre del 2011 por el arquitecto César Pérez Becerril y se mandó hacer por con motivo de los festejos del Bicentenario de la Independencia Mexicana y del Centenario de la Revolución Mexicana. Por cierto, su nombre real es La Estela de Luz.

Instagram

La Torre Virreyes es considerada una de las construcciones más peculiares de la capital del país, una ciudad que de tan surreal no podía quedar indiferente y le nombró ‘El dorito’. Ubicada en Lomas de Chapultepec, fue construida en el año 2014 por el arquitecto mexicano Teodoro González de León, sin embargo su diseño fue labor de la empresa inglesa Arup.

Instagram

¿Hay  otros edificios que tengan apodos curiosos y no hayamos incluido? ¡Dinos y los agregamos a la lista!


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail