Regresar arriba


Mano dura de autoridades y ciudadanos contra huachicoleros

A partir del ataque al ejército en Puebla la semana pasada, el tema de los huachicoleros ocupa un lugar importantes en las noticias nacionales.

Actual

A partir del ataque al ejército en Puebla la semana pasada, el tema de los huachicoleros ocupa uno de los lugares más importantes en las noticias nacionales de los últimos días y es que, de acuerdo con el reporte del gobierno estatal, tan solo en este ataque perdieron la vida diez personas, cuatro militares y seis civiles,  además de que hubo diez elementos del ejército y un policía estatal lesionados.

Hoy en día, los ojos de todos están puestos en esos delincuentes y sus reprobables acciones, aunque no es en absoluto una situación nueva, ya que reportes de PEMEX indican que el robo de combustible reportaba a los huachicoleros en Puebla ingresos superiores a los 150 mil pesos diarios en el periodo del 2011 al 2014.

Esa entidad se ha convertido en los últimos cinco años en el centro del robo de combustible, destacándose el ‘Triángulo rojo’ que se localiza en los municipios de Quecholac, Tepeaca, Palmar de Bravo y Tecamachalco, pero no olvidemos que es un problema nacional.

Tras el ataque, el Presidente Enrique Peña Nieto condenó enérgicamente “Los cobardes actos de agresión en contra del Ejército” y dio la orden a las instancias de seguridad de que desarticulen los grupos que roban el combustible, principalmente en Puebla.

Coincido totalmente con la postura del gobierno federal porque los huachicoleros lastiman a todos los mexicanos no solo al lesionar las arcas de la compañía petrolera, sino principalmente porque se ha comprobado que inducen a menores de edad a participar en esa acción ilícita, e incluso los usan como escudos humanos en enfrentamientos con las autoridades policiales o militares.

Esos delincuentes menoscaban nuestro régimen de derecho y pervierten el tejido social. Hay que tener mano dura contra ellos.

Como ciudadanos, nuestra responsabilidad es reprobar tales actos. La gente que compra el producto robado por la atracción del bajo precio en realidad lo que hace es promover el delito.

Pongamos un alto a esa actividad, pero también reconozcamos que parte del problema son los altos costos del combustible. Ahí está en la Cámara de Diputados la iniciativa #FirmaPorTuBolsillo que representa una reducción inmediata del precio de gasolinas y diésel. Solo hace falta que los diputados aprueben esa propuesta que ya fue validada por el INE y apoyada por más de 400 mil mexicanos.

Juntos, los ciudadanos previniendo el delito y el gobierno respondiendo a nuestras demandas, podemos lograr que hechos lamentables como los ocurridos en Puebla no se repitan.

*Ivonne Ortega, diputada del PRI


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail