Regresar arriba

Temer se arrepiente y retira al ejército de las calles en Brasil

Al final, el conficto en las calles no llegó a la semana prometida; entérate de qué fue lo que pasó en Brasil.

Actual
© Wilton Junior/Xinhua via ZUMA Wire
Netlog

El presidente de Brasil, Michel Temer, anunció hoy jueves que después de autorizar la disposición de mil 300 militares del ejército y 200 fusileros navales en las calles de Río de Janeiro, revocaría dicho decreto a raíz de las protestas que se generaron entre los brasileños.

Temer dispuso del empleo de las Fuerzas Armadas con la finalidad de sofocar las manifestaciones; aunque el mandatario del país pretendía mantener esta iniciativa durante una semana, solo duró un dia.

De acuerdo con un comunicado de Actos del Poder Ejecutivo “considerando la cesación de los actos de violencia y el consecuente restablecimiento de la Ley y el Orden en el Distrito Federal”, el presidente tomó la decisión de firmar el decreto que erradica tal acción.

Según información de The New York Times, el ministro de Defensa, Raul Jugmmann, afirmó que la idea de disponer del ejército en las calles era con la finalidad de “restaurar el orden y poner solo un par de tropas para patrullar algunas áreas”; después de que las manifestaciones convocarán a más de 35 mil personas.

Con la consigna de “Fuera Temer” miles de brasileños se congregaron para protestar ante las reformas económicas y el escándalo de corrupción que Joesley Batista, director de la compañía JBS,  destapó.

Pese a que la protesta se desenvolvió de forma pacífica, incidentes aislados ocasionaron que 49 personas resultaran heridas y 7 detenidas.

“Creo que fue un gran acierto. Lo que estábamos viendo allí era una gran pérdida de control. La situación se estaba saliendo de control, no sé donde iba a parar”, justificó Jungmann las acciones del mandatario.

 

 


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

"La chica de las listas". Me gusta la cumbia desde antes que fuera cool, pero también le sé a la literatura, Joy Division, The Smiths, y los chismes del momento.