Regresar arriba

Trabajadores abandonan sus oficinas porque huelen a muerto

Las instalaciones del Semefo de Chilpancingo están rebasadas en un 200 % con cuerpos provenientes de fosas clandestinas.

Actual

Trabajadores de la Fiscalía General Estatal (FEG) de Guerrero suspendieron sus labores, exigiendo que reubiquen el depósito de cadáveres que se encuentra a lado de sus oficinas, pues el sobrecupo y una falla en los sistemas de refrigeración han generado un insoportable olor producto de la descomposición de los cuerpos.

 

De acuerdo con Pueblo Guerrero alrededor del medio día del martes 14 de noviembre, los trabajadores de la fiscalía abandonaron sus labores para presionar al fiscal general, Xavier Olea Peláez, y que a su vez intervenga ante el gobernador Héctor Astudillo para reubicar las instalaciones del Servicio Médico Forense, solicitud que realizaron por primera vez hace un mes.

 

 

Los trabajadores del Semefo de Chilpancingo señalan que las instalaciones han sido rebasadas pues tienen una capacidad para almacenar un máximo de 200 cadáveres y actualmente hay 600 cuerpos apilados uno encima del otro, la mayoría provienen de fosas clandestinas; además, reportan que sumado a las fallas en los sistemas refrigerante, el olor de los cuerpos en descomposición es insoportable.

 

#KAT

 

 

 

 


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail