Regresar arriba

Alejandro González Iñárritu presenta ‘Carne y Arena’ en CDMX

El proyecto partió de las experiencias de los inmigrantes que han intentado cruzar la frontera México-Estados Unidos.

Cultura pop

” ‘Carne y arena’ es una ilusión tecnológica de primera”, describió el cineasta Alejandro González Iñárritu al presentar en el Centro Cultural Universitario (CCU) Tlatelolco su proyecto instalación de realidad virtual.

El proyecto, realizado junto con el fotógrafo Emmanuel Lubezki, partió de las experiencias de los inmigrantes que han intentado cruzar la frontera México-Estados Unidos.

El propósito de ‘Carne y Arena’ es que los asistentes exploren las verdaderas condiciones que experimentan los inmigrantes en su odisea por conseguir mejores oportunidades en su vida. Sin embargo, ¿para qué crear un espacio multinarrativo?

Iñárritu responde

“Me parece interesante poder ponerse en los pies de estas personas que tanto han recorrido”, explicó el cineasta ante el auditorio universitario.

Y detalló: “Mi intención era experimentar con la tecnología de realidad virtual para explorar la condición humana, en un intento por romper con la dictadura del encuadre”.

En ‘Carne y Arena’, los asistentes se convierten en algo más allá que espectadores. A través de los medios necesarios —lentes, luces y una instalación que reproduce las condiciones del desierto— los visitantes se trasladan a la frontera norte, calzan los zapatos de los inmigrantes y la experiencia de salvar una vida, su vida.

‘Carne y Arena’

Presentada en el Festival de Cine de Cannes, la instalación constituye una apuesta novedosa de recursos digitales, sonoros y visuales para narrar, desde la experiencia personal, una historia que ha impactado a nuestro país desde hace más de una década.

La frontera, la búsqueda de una mejor vida y la preservación de ésta es el hilo conductor de ‘Carne y Arena’, propuesta que nos invita a reflexionar sobre este tema, sin hacerlo parecer lejano, comprometiéndonos.

A partir del 18 de septiembre, los capitalinos podrán vivir esta experiencia en el CCU Tlateloloco.

El recorrido comprende 6 minutos de duración y no es apto para todo el público — no es recomendable para personas con claustrofobia, problemas cardíacos, epilepsia o sensibilidad a luces intermitentes y está restringida la entrada a menores de 15 años—.

 

**Con información del CCU Tlatelolco

 

 

#LGS


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail