Regresar arriba


Escenas más ridículas en ‘Rápidos y furiosos’

Toretto, O'Conner y compañía perdieron hace tiempo el sentido de la lógica en sus escenas, pero eso volvió más entretenida su saga.

Cultura pop
Las peores escenas de Rápidos y Furiosos.

Una de las principales atracciones en la saga ‘Rápidos y furiosos’ es el constante desafío de las escenas a la física, química, geografía, ortografía, biología, naturaleza, lógica… y hasta la vida misma. Te presentamos las 5 peores ridiculeces de Dominic Toreto y compañía.

Arriba las llantas, esto es un asalto

Alfredo Rìos Galeana, el asaltabancos mexicano, se revolcaría en su tumba al ver que pudo usar un par de Chargers para remolcar un par de cajas fuertes por toda la ciudad sin provocar ningún destrozo, ni  arriesgar la vida.

Vuela, vuela…

No hay mejor fórmula para tomar por sorpresa a un adversario que cayendo en picada de un ostentoso avión militar que sobrevuela la zona de ataque. Créanme, no la hay.

Todo sin contar, claro, las probabilidades de que los gigantezcos paracaídas fallen y el automóvil se destroce por completo al impactar contra la montaña. ¿Pero a quién le importa?

Clases de hurto

-Esperamos a que el conductor tenga una emergencia del cuerpo y se detenga en algún lugar del desierto, completamente vulnerable y…

-Eso es para perdedores. Mejor asaltemos esos tanques mientras estamos en movimiento y a más de 100 km/h”.

Brian O’conner en plena logística.

Una fuga mejor que la de ‘El Chapo’

Cuando dicen que Joaquín Guzmán Loera hizo un escape “de película” lo imagino vestido de naranja, encadenado, sentado en un camión viejo y escapando ileso de una violentísima volcadura provocada por un Mustang. Pero no, él nada más cavó un túnel bajo su prisión.

El héroe que todas quisieran

Ninguna de las escenas anteriores como esta… Durante el rescate de Letty, Toreto arriesga su vida en uno de los saltos más impresionantes que ha visto la historia de la cinematografía. Él solo trata de salvar a su amada, quien salió proyectada por un tanque de guerra circulando en sentido contrario sobre la vía rápida de la carretera. Si eso no es amor, no sé qué sea.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito. Siempre aprendo cosas nuevas y luego las escribo para ustedes.