Regresar arriba

Ian Curtis murió de la misma forma que Chris Cornell, ¿coincidencia?

El éxito no lo es todo para artistas que son rebasados por problemas que van más allá de ellos, como estos ídolos del rock.

Cultura pop
@Kevin Cummins

Al igual que sucedió el día de hoy con la noticia de la muerte de Chris Cornell, hace 37 años Reino Unido despertó en la conmoción de un lamentable suceso: Ian Curtis, líder de la banda Joy Division, había muerto; horas más tarde se supo que fue suicidio.

Nacido el 15 de julio de 1956, Ian Kevin Curtis creció en Stretford, Manchester. Su vida en los tiempos polémicos de Margaret Thatcher estuvo llena de nostalgia, ambientes grises y la proliferación de la vida en las fábricas; a lo único que los adolescentes de aquella ciudad industrial podían aspirar, era a ser obreros.

Encontró en la literatura una válvula de escape, Franz Kafka, Fiódor Dostoyevski, Hermann Hesse, JG Ballard, Friederich Nietzsche, William Burroughs, ciencia ficción y lecturas existencialistas formaron parte del compendio que Ian devoró con singular gusto en su época escolar.

Al igual que los libros, la música fue su pasión; comenzó admirando a David Bowie, su mente viajó a otros espacios cuando lo escuchó por primera vez, se delineaba los ojos igual que su andrógino ídolo.

The Velvet Underground logró llevarlo a un sitio de introspección, Lou Reed también fue uno de sus íconos a seguir, la banda alemana Kraftwerk y  la presentación de Sex Pistols en Manchester lo marcó para siempre, así decidió empezar una banda. The Buzzcocks fue una de las bandas punk a las que admiró y más tarde logró irse de gira con ellos.

La ola de punk de Inglaterra comenzó a aburrirle; el sonido era bueno, contestatario, pero no decía nada, las letras eran huecas. Su fascinación por la lectura hizo que poco a poco las letras comenzaran a fluir hasta convertirse en canciones.

En 1976, Peter Hook, su viejo amigo del colegio, le invitó a formar parte de una banda; junto con Bernard Sumner y Stephen Morris crearon Joy Division. Una de las agrupaciones más icónicas de la historia del post-punk. La melancolía y el sonido hicieron que pronto conquistaran ese sentido de carencia y reflexión en la música.

‘An ideal for living’ fue su primer EP como banda, seguido por dos discos de larga duración ‘Unknown Pleasures’ y ‘Closer’, que marcó el final de la carrera del grupo.

 

El éxito llegó de forma inusitada, el apoyo de la cadena de televisión Granada y del presentador de la BBC, Tony Wilson les dio el empujón que necesitaban para salir del hoyo grisáceo de Manchester.

Sin embargo, la personalidad de Curtis pronto se vio ensombrecida por una enfermedad: la epilepsia. Misma que le provocó crisis en el escenario, su vida personal y consigo mismo. Las medicinas que consumía para contrarrestar los ataques epilépticos le provocaron depresión y ansiedad.

Ian continuó con las presentaciones, pese a que no era lo más recomendable por su condición de salud. Su estado anímico fue mermando y sus letras cobraron un sentido aún más oscuro, deprimente y suicida.

En la segunda semana de mayo, su representante, Rob Gretton anunció que era momento de conquistar otros escenarios, la gira por Estados Unidos se había vuelto una realidad.

Sin embargo, esta felicidad duró poco. El 18 de mayo de 1980 se hizo público que el autor de ‘Love will tear us apart’ se había suicidado. Encontró su final colgado de una cuerda en la cocina de su casa en Macclesfield; mientras sonaba ‘The idiot’ de Lou Reed y en la televisión Werner Herzog con su filme ‘Stroszek’.

 

 

Similitudes entre Curtis y Cornell

 

  • Ian Curtis decidió quitarse la vida por medio de una soga, misma información se tiene del reciente suicidio de Chris Cornell.
  • Ambos músicos fueron admiradores de Sex Pistols, e hicieron lo mejor que pudieron para emular el sonido desgarbado de la banda de punk.
  • A muy corta edad comenzaron a desarrollar problemas relacionados con la depresión.
  • Los dos músicos fueron líderes y vocalistas de su respectivas bandas. Ian con Joy Division, Chris con Soundgarden y Audioslave.
  • Sus bandas son consideradas como referentes en la historia del rock.
  • Curtis nació un 15 de julio, mientras que Cornell nació el 20 de julio; ambos regidos por el signo astral de Cáncer.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

"La chica de las listas". Me gusta la cumbia desde antes que fuera cool, pero también le sé a la literatura, Joy Division, The Smiths, y los chismes del momento.