Regresar arriba

Millennial, cómo independizarte y sobrevivir en el intento

5 consejos que harán sobrevivir a todo millennial cuando decida dejar el nido.

Ocio
Netlog

Se ha hablado mucho de los mitos acerca de dejar el nido de los padres y volar hacia la independencia. Que si se cambia la diversión por un montón de responsabilidades y hay que ponerse serios con la vida.

Pero son solo dichos y si has decidido independizarte, aquí van unos buenos consejos que te ayudarán a hacer más leve tu cambio de vida sin arrepentirte de esta gran decisión y regresar a casa de mami y papi.

pexels.com

1. Cuánta lana tienes en la cartera

Lo primero que debes de saber es con cuánto dinero cuentas para moverte. Hacer un presupuesto partiendo de tu sueldo o de tus ahorros te ayudará a considerar distintas opciones como: vivir solo o compartir tu nuevo hogar, cuál es el sitio idealmente económico para ti y si puedes costear a largo plazo esa bonita independencia que viene envuelta de muchas ventajas.

Si tu presupuesto no va más allá de unas vacaciones en Acapulco, entonces vale que armes un gran plan de ahorro para poder emanciparte sin la presión de vivir al día.

2. Cuál zona es la ideal

Diversos estudios periodísticos han revelado que los millennials prefieren vivir en una zona que cuente con una amplia oferta cultural y de servicios. Además, esta generación prefiere vivir próximo a su trabajo. Entre más cerca, mejor.

Hay que admitir que esta idea y contar con los servicios necesarios en el barrio suman muchísimos puntos para darle el visto bueno a la zona donde planeas vivir.

pexels.com

3. ¿Solo o acompañado?

Ya sabes dónde te gustaría vivir y ya te viste en la mudanza. Sin embargo, decidir si te mudaras solo o con un rommie definirá también el departamento, la casa o el cuarto donde vivirás. Si cuentas con un presupuesto lo suficientemente fuerte y un empleo estable y no quieres compartir tu privacidad, entonces ya está más que armado.

Por otra parte, si tu presupuesto requiere de la buena ayuda de un compañero de depa, con quien puedas repartir los gastos como el gas, la luz, el agua y la despensa, tendrás que sondear qué perfil de rommie te late más. Si bien no estarás con él (ella o ellos) todo el día, sí compartirás ese espacio vital de tu hogar. Así que a sondear con la empatía económica y sentimental.

4. Alquila tus muebles mas no tu alma

El momento de la mudanza llega y solo cuentas con el colchón de tu cama y, tal vez, con alguno de los muebles de tu rommie. Ya sea solo o acompañado es preciso que no tires la nueva casa por la ventana y gastes la mayor parte de tu presupuesto en amueblar tu nuevo hogar.

Compra y comparte lo indispensable, ya que se trata de tener un gran comienzo económico equilibrando los gastos que tendrás que hacer.

5. Hola, gastos nuevos

En el momento de arrancar esta aventura, tendrás que planear los gastos nuevos personalizando tus necesidades. Es en este punto que resulta clave la presencia de tu rommie ya que juntos harán frente a todo pago.

pexels.com

Si bien, la independencia económica y social es un gran atractivo para los jóvenes mexicanos, una de las cosas que caracterizan a la generación millennial es su preferencia por permanecer viviendo en casa de sus padres, esto para disminuir sus gastos.

Estos datos, lejos de incentivar a una cultura del ahorro, refleja la proyección pasiva del concepto del trabajo y la generación de capital para un fondo de ahorro. Un estudio realizado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) indicó que de las cuentas de ahorro en el país 20.5 millones corresponden a los millennials, lo que representa un 36% del total de cuentas del sistema de 2017.

Ajá ¿Y este dato qué? Pues esta información resulta relevante para ti que te perfilas en unos años a ser la fuerza laboral adulta de México. Si la generación millennial no comienza a planificar un fondo de ahorro, dentro de unos años esta generación no será dueña ni de su hogar o de su tiempo libre.

Sin un plan de ahorro a futuro, los millennials estarán destinados a trabajar hasta los 65 años de vida, ¿qué tal? La independencia es un tema de libertad y de crecimiento personal. Si te late este reto, pues dale y a planificar el vuelo.

#LGS


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail