Regresar arriba


Ese otro lado del sexo

Aquí podrás encontrar eso que querías saber sobre el sexo anal, sus razones, y los trucos que debes saber para disfrutarlo al máximo.

Sexo

El sexo debe ser, y por lo regular es, algo placentero, divertido y relajante, pero cuando hablamos de sexo anal entonces generalmente la idea cambia y salen a flote variedad de temores e ideas sobre lo prohibido, lo incorrecto y un montón de negativas. Sin embargo el sexo anal no tiene porque ser algo desagradable si se practica con los debidos cuidados y sobre todo dejando de lado prejuicios.

Lo primero es entender porque es tan fascinante para algunos y tan aterrador para otros y la respuesta más aceptada para ambas preguntas es el “tabú”; sí, la idea de lo prohibido es excitante para unos y genera miedo en otros. Hay quienes explican que el sexo anal es tan atractivo para los hombres porque es una forma de ejercer poder sobre la pareja, porque en el caso de las relaciones heterosexuales se supone que las mujeres por lo regular se niegan al sexo anal, por lo que si su pareja logra convencerlas es una especie de triunfo; pero los juegos de dominación y control no son exclusivos del sexo anal, por lo que esta idea tampoco es motivo para rechazarlo del todo.

En el caso de las mujeres el gusto o interés por el sexo anal es menos discutido y como se sabe que puede generar dolor, por lo regular es rechazado, pero este rechazo también va de la mano con el desconocimiento de lo placentero que puede ser y de que es una práctica que no necesariamente involucra el dolor. Sí, el sexo anal no es necesariamente doloroso y aquí te explicamos cómo, por si no lo has probado y quieres, o lo intentaste y fue traumático.

1.- Usa lubricante

Ahí radica el 85 por ciento del éxito de esta experiencia. Si hay buena lubricación las molestias son mínimas y la diversión infinita, de verdad, así no tiene porque ser una experiencia desagradable.

Lubricante

2.-  Condón

Siempre es mejor hacerlo con condón pues se previenen infecciones de transmisión sexual que son más fáciles de contraer durante el sexo anal, además de que como el condón ya tiene lubricante lo hace todo mucho más fácil.

Condón

 

3.- Higiene

Debido a la cantidad de bacterias que hay en el ano es muy importante, si se tiene esta práctica, antes de pasar al sexo oral o vaginal lavar perfectamente el pene, esto es algo de suma importancia y evitará molestias.

Y aquí hay dos ventajas del sexo anal

1.- Se evita el riesgo de embarazo

2.- Se pueden lograr orgasmos intensos

Y por último esta frase adjudicada a Woody Allen, que explica muy bien porque el sexo anal no debe atemorizarnos

“El sexo sólo es sucio si se hace bien”

#AR

 


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail