Regresar arriba

Los riesgos de inseguras prácticas sexuales

Recordamos algunos de los riesgos que tiene el no cuidar de nuestra salud sexual

Sexo

Tener relaciones sexuales es placentero y divertido, pero como casi todo en la vida, conlleva algunas responsabilidades, mismas que no  hay que dejar de lado si no queremos vernos en problemas; con lo anterior queremos recordar la importancia de tener prácticas sexuales saludables, porque las enfermedades de transmisión sexual son un riesgo siempre presente y que pueden provocarnos problemas tan graves como la muerte.

Hemos hecho un listado con las enfermedades de transmisión sexual más comunes y algunas poco conocidas como forma de recordatorio de lo importante que es cuidar de nuestra salud en todo momento.

Clamidia

Se trata de una enfermedad bacteriológica que se transmite a través del sexo vaginal, anal y oral; probablemente lo más importante sobre esta enfermedad es saber que puede ser asintomática, por lo que se hace más difícil su detección. Cuando hay síntomas estos son, en las mujeres: flujo abundante, sangrado anormal entre los períodos menstruales o durante el acto sexual, dolor al tener relaciones o al orinar y en la parte baja del abdomen. En el caso de los hombres se manifiesta con un líquido blancuzco que sale de la uretra y dolor al orinar o en los testículos.

Si la Clamidia no se detecta a tiempo puede provocar la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), cuyas consecuencias son el dolor pélvico crónico y esterilidad. La forma de tratar la Clamidia es con el uso de antibióticos.

Sífilis

Se contagia por sexo oral, vaginal o anal, aunque también por otras vías no sexuales  se puede adquirir esta enfermedad, tal es el caso de una transfusión de sangre. El principal síntoma es la aparición de lesiones en la piel, las cuales son indoloras, pero la Sífilis puede dañar gravemente el corazón, el cerebro, los ojos y otros órganos internos y provocar la muerte.

La penicilina y los antibióticos sumnistrados por un médico son la forma de curarse de la Sífilis.

Tricomoniasis

Se trata de una enfermedad de transmisión sexual poco conocida pero que produce inflamación de la vagina en el caso de las mujeres, mientras que en los hombres prácticamente no produce síntomas. Hay que mencionar que aunque en hombres no se presenten síntomas, sí debe ser examinado y recibir tratamiento si su pareja padece de Tricomoniasis.

Pediculosis

La Pediculosis se caracteriza por esos pequeños y desagradables parásitos que sobre todo pueden encontrarse en vello púbico y fácilmente se contagian durante el contacto sexual. Se trata de una especie de piojos que se clavan en la piel para alimentarse de sangre; otras formas de contagiarse de Pediculosis son: compartir ropa, toallas o ropa de cama de alguien que tenga la enfermedad.

La forma de liberarse de la Pediculosis o ladillas es lavando la zona afectada con productos especiales.

Condiloma

El principal síntoma de la enfermedad es la aparición de verrugas en el cuello del útero o en la parte externa de los genitales. Lo más grave respecto a esta enfermedad es que puede dar lugar a la aparición del cáncer.

VIH

El SIDA es el resultado del contagio con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), mismo que se transmite por medio de fluidos como sangre, semen, líquido preseminal, leche materna y flujo vaginal. El VIH ataca el sistema inmunológico del cuerpo haciéndolo más vulnerable a enfermedades oportunistas y a la aparición del cáncer. Hay que recordar que la esperanza de vida al adquirir esta enfermedad potencialmente mortal, depende el subtipo del VIH que se adquirió.

 

El uso de condón y las revisiones médicas periódicas son la forma en que podemos evitar padecer alguna de estas enfermedades; no se trata de temerle al sexo, se trata de ser responsables y seguir disfrutando.

#AR

 

 

 

 


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail