Regresar arriba


Sayōnara al emperador japonés Akihito

El emperador japonés podrá retirarse antes de tiempo, pero ¿qué pasará con el trono?

Actual

El parlamento japonés aprobó este viernes una ley que permitirá abdicar al emperador Akihito cuando él lo decida. Desde el año pasado, el emperador de 83 años expresó en un discurso televisado, su decisión por abdicar al trono por su delicado estado de salud, sin embargo la norma que rige a la Casa Imperial dice que la sucesión sólo se puede dar tras su muerte.

 

Ahora que esta modificación a la ley ya está aprobada exclusivamente para el emperador, tiene tres años para establecer, por medio de un decreto, la fecha en que cederá el trono a su hijo mayor, el príncipe Naruhito.

 

El Gobierno asegura que la fecha aún no está decidida, pero los medios locales especulan que el traspaso podría ocurrir a finales de 2018 o principios de 2019, para que coincida con el trigésimo aniversario de la llegada de Akihito al trono del Crisantemo.

 

Esta sería la primer abdicación en los últimos dos siglos de la Casa Imperial japonesa, una dinastía de 2700 años de antigüedad.

 

¿Cuál es el futuro de la Casa Imperial?

En Japón se sigue la ley sálica, la cual dicta que las mujeres pierden inmediatamente su estatus al casarse con un plebeyo, lo cual ha tenido como consecuencia que la línea sucesoria esté disminuyendo.

 

Después del Akihito solo hay cuatro herederos más:

  1. Naruhito, su hijo mayor.
  2. Fumihito, el hijo menor.
  3. Hisahito, el hijo de 10 años de este último.
  4. Masahito, el hermano menor (de más de 80 años) del emperador actual.

El resto de la familia son mujeres, la mayoría de entre 20 y 30 años de edad, entre ellas está Mako, la nieta mayor del emperador que dejará su título para casarse con un compañero de la universidad.

 

 

La legislación del imperio dice que el sucesor al trono debe ser un hombre cuyo padre sea miembro de la familia imperial, por lo tanto, si en el futuro el pequeño Hisahito no tiene un hijo varón, la dinastía podría romperse.

 

Para solucionar este problema, el Parlamento japonés también propuso una iniciativa que permita a las mujeres que se casen con un plebeyo, permanecer en la institución. Suena bien, sin embargo, el sector conservador del Ejecutivo, liderado por Shinzo Abe, teme que esta reforma permita en algún momento el ascenso de las mujeres al trono.

 

 

 

#GMV


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

Antes no me gustaba escribir, ahora soy redactora. Me gusta contar chistes malos, ver películas, series y opinar sobre ellas aunque no me pregunten.