Regresar arriba


México condena política migratoria de EU, es cruel e inhumana: Videgaray

21 niños migrantes separados de sus familias son mexicanos, 14 ya fueron repatriados y solamente 7 permanecen en albergues.

Al momento
Política migratoria

En conferencia de prensa el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, se pronunció en contra de la llamada política de “cero tolerancia” que se anunció en el mes de abril por parte del gobierno de Estados Unidos, misma que rompe con los Derechos Humanos y pone en situación de vulnerabilidad a cientos de niños, calificándola como “cruel e inhumana”.

Pocos son mexicanos

Refrendó que el gobierno mexicano se mantiene respetuoso de las políticas migratorias de Estados Unidos, sin embargo, no está de acuerdo con el trato que se les está dando a aproximadamente mil 995 niños, que en su mayoría son procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Videgaray, recalcó que únicamente se han presentado menos de 25 casos de niños mexicanos, la red consular ha identificado 21, de los cuales la mayoría ya ha sido repatriados a México, mientras otros siete se mantienen a la espera de definir su situación, entre ellos se destaca a una niña de 10 años con Síndrome de Down y su hermano, cuyo padre es residente estadounidense.

Trabajo conjunto

En cuanto a la situación de el resto de los menores, el funcionario explicó que la red consular se mantiene atendiendo las 24 horas cualquier eventualidad y manifestó la solidaridad que el gobierno mexicano tendrá para con  países centroamericanos apoyándoles en medida de lo posible pues se tiene un responsabilidad moral y constitución en la protección a los Derechos Humanos.

 

Además, señaló que se agotarán todas las instancias internacionales para condenar la acción del gobierno estadounidense ya sea en la Organización de las Naciones Unidad, la Corte Interamericana de Derechos Humanos o cualquier otro organismo pertinente.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

Camino, observo, pregunto y escribo.