Regresar arriba

México y los cerdos republicanos, por Eduardo Ancona Bolio

Hablar de una guerra comercial me parece apresurado y un tanto alarmista.

Al momento
Trump

Como es de todos conocido, la semana pasada la Casa Blanca anunció la imposición de aranceles del 25 y 10% al acero y aluminio con origen en Canadá, México y la Unión Europea.

México y los cerdos republicanos

La respuesta del gobierno mexicano no se hizo esperar. La Secretaría de Economía anunció por medio de un comunicado de prensa que impondría “medidas equivalentes […] hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación”. Es decir, lo que se conoce como contramedidas frente a un acto ilegal en el marco internacional de comercio.

comercio
comercio

Estas, continua el comunicado, afectarán a los siguientes productos provenientes de Estados Unidos: “aceros planos (lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de cerdo, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros”.

El lunes (5 de junio) se publicó en el Diario Oficial de la Federación la lista completa de productos: la lista es larga y con muchas especificaciones técnicas, sin embargo, vale la pena destacar que los aranceles son de entre el 15 y 25% y que aparecen productos que no se mencionó en el comunicado de la semana pasada, como jamón, papa y whiskey.

La respuesta mexicana ha sido aplaudida con mayor o menos intensidad por todos los actores dentro y fuera de la política; los analistas las vieron con buenos ojos y los candidatos mostraron su respaldo, con respectivos matices: AMLO llamó a fortalecer la diplomacia y Anaya pidió a México acudir a la OMC ante la unilateral medida proteccionista de Estados Unidos, ambas cosas ya han ocurrido.

Sin embargo, la selección de productos a los cuales México impuso aranceles no recibió tanta atención. Lo que podría parecer una decisión más o menos azarosa –porque manzanas y no peras; whiskey y no ron- con el fin de responder a un empujón con un empujón, es todo menos eso.

Cada uno de los productos que la Secretaría de Economía incluyó en su lista buscan cumplir un efecto no solamente comercial y económico, sino también político.

Tomemos un ejemplo, al cerdo se le impuso un arancel del 15 y 20% según la presentación. Estados Unidos es el segundo exportador mundial de cerdo, la producción para este fin tiene un valor anual de 4.6 billones de dólares.

Cerdo
Cerdo

El principal destino de exportación de cerdo estadounidense es México, producto con valor de 1.7 billones de dólares se dirigen anualmente a nuestro país, es decir el 36% de las exportaciones de cerdo estadounidense tienen como destino México.

A lo largo de Estados Unidos, esta industria genera 550,000 empleos. De los diez principales estados productores de cerdo para exportación en Estados Unidos, ocho son parte del llamado voto duro republicano de Donald Trump: Nebraska, Oklahoma, Iowa, Missouri, Wisconsin, Indiana, Ohio y Carolina del Norte.

Los puntos se conectan solos. La selección de productos que realizó la Secretaría de Economía no solamente responde a consideraciones económicas o comerciales, sino que también busca tener efectos sociales y políticos que generen presiones sobre la Casa Blanca.

Golpear los empleos y la productividad de estados que respaldan mayoritariamente a Donald Trump –el llamado voto duro- le traerá al Presidente costos y presiones corporativos y políticas que jugarán a favor de los intereses de México.

Es decir, la medida no sólo impactará las exportaciones de EEUU y su balanza comercial con México, sino que también enojará a un sector que respalda a Trump y votó por el: hará que los Congresistas que representan a estas personas y los empresarios del sector acudan a golpear la puerta de la Oficina Oval en busca de soluciones, y al hacerlo no sólo promoverán sus intereses personales o empresariales, sino también los de México. Y esto se verá reforzado por el intento de diversificación de importadores de nuestro país, ya que, a fin de evitar la falta de suministros y elevados precios, México estableció un espacio libre de arancel para 35,000 toneladas de piernas y paletas de cerdo no provenientes de Estados Unidos.

 Y el cerdo es tan sólo un caso, otro interesante es el de la manzana, que detona presiones de estados, que, si bien pueden ser ya anti Trump, tienen un enorme peso político: California entre ellos.

Hablar de una guerra comercial me parece apresurado y un tanto alarmista.

Sin embargo, la respuesta mexicana a las medidas tomadas por el Presidente Trump son clara muestra de una gran ventaja a nuestro favor: quienes toman decisiones en esta materia y nos representan en negociaciones comerciales conocen muy bien este juego.

Aquí las redes de Eduardo Ancona Bolio:

Twitter:
Instagram:
@huayoancona42
Facebook:
Eduardo Ancona Bolio

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail