Regresar arriba


Muy pronto podrás diseñar un bebé y hacerlo crecer en un vientre artificial

“La capacidad para programar la vida humana ya viene”.

Breaking good
¿Diseñar bebés?

El XI Festival de Mentes Brillantes, ‘Ciudad de las Ideas’ continúa sacudiendo las cabezas de todos los asistentes a esta edición 2018, ahora tocó el turno de un controvertido y apasionante tema: ¿será posible escribir un sofisticado código genético?
La respuesta a esta interrogante es: por supuesto, Andrew Hessel es el CEO de Human Genomics Inc., una compañía de ingeniería genética que trabaja para lograr hallar la cura del cáncer.

Andrew Hessel

La intención de este científico y su equipo de laboratorio es generar virus a conveniencia y que éstos se encarguen de terminar con las células cancerígenas, además su visión incluye la creación de códigos genéticos que permitan “escribir un ADN más poderoso”.

Desarrollar esta tecnología genética no es cosa de ciencia ficción, es una realidad que se halla a la vuelta de la esquina, hasta ahora ya se trabaja con genomas pequeños de virus y levaduras, pero poder logar escribir ‘a voluntad’ uno más grande, como el de los seres vivos, es el siguiente paso.

De acuerdo con Hessel los bebés “ya podrán ser diseñados”.

“La capacidad para programar la vida humana ya viene”.

Además esta tecnología servirá para reparar errores genéticos y ayudará a eliminar la contaminación que causan las tecnologías anticuadas.

Diseño de bebés

Bebés en bolsa

Si a ello añadimos que en un futuro (no muy lejano), la vida podrá ser gestada fuera de un vientre, estamos entrando de lleno a la ectogénesis, o sea, el crecimiento de un organismo en un entorno artificial.

Hendrik-Jan Grievink dice que desconectar el proceso de la reproducción en los humanos es posible.

 

Hendrik-Jan Grievink,

La tecnología que él propone es recrear las funciones de un vientre humano fuera de él. Se trata básicamente de una bolsa dentro de la que crecerá un ser vivo que convivirá con líquido amniótico, una entrada de nutrientes, una entrada de oxígeno y una salida para desechos.

Este desarrollo de primera instancia podría salvar la vida de millones de fetos prematuros, pues les permitiría desarrollarse hasta alcanzar la madurez.

Además, bajo estas condiciones familias gay y aquellos que se vean impedidos para la reproducción, podrían tener sus propios hijos sin necesidad de recurrir a un vientre de alquiler.

¿Bebés por diseño? ¿Te imaginas ambas tecnologías unidas?, es muy probable que no sólo lo recrees en tu mente, sino que lo veas con tus propios ojos en algunos años.

Y si no lo crees, aquí te dejamos la muestra de las posibilidades de la ectogéneis:

Andrew Hessel

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

Camino, observo, pregunto y escribo.