Regresar arriba


Las mujeres más rockeras en la historia

La música no hubiese sido tan interesante sin todas estas chicas involucradas en cada una de las escenas. Lo mejor que nos pudo haber pasado.

Chic
Mujeres más rockeras de la historia.

Las rockeras han sido una pieza muy importante para todos los estilos existentes. Han estado presentes desde siempre. Desde el blues, desde el R&B o el rockabilly. Luego se adueñaron del dance, el pop y el punk. Incluso aparecen en la oleada inglesa, en la sicodelia, el reggae.

The Runaways
The Runaways

Y su mayor aporte no es la elegancia, la sensualidad o la estética. Son las responsables de tocar y abrir puertas para que en el siglo XXI las bandas completamente femeninas sean tan importantes e incluso lideren festivales de renombre.

En muchos otros casos, además, fueron el ejemplo a seguir para que otras de iguales condiciones se animaran a meterse en el rollo musical sin miedo al escarnio público de una sociedad todavía machista.

Bessie Smith

Ella es una de las más recordadas bluseras de los años 20 y 30. El reconocimiento, en sus tiempos, para alguien de su raza, no era algo cotidiano. De hecho, fue brutalmente perseguida por el Ku Klux Klan. Y brutalizada por la ideología racista/sexista de los blancos.

Y a pesar de todo logró un contrato de medio millón en dólares. Además, vendió al rededor de 700,000 copias de su éxito ‘Down Hearted Blues’. Una opositora en toda la extensión de la palabra. Sin embargo, el dinero, la fama, los excesos y un auto de lujo le quitaron la vida.

Etta James

Esta cantante de amplio aspectro pareció 30 años después en los radares de la música afroamericana, auspiciada por Chess Records. Le hizo al blues, soul, jazz, R&B, rock n’ roll y a las baladas romanticonas. Una vez más, los vicios acabaron con la gran estrella que en 2012 murió casi en al olvido de la memoria colectiva.

The Chordettes

Cuatro bellezas de piel blanca que le hicieron al doo wop cuando los años 50 morían. Aunque era un género domado por los afroamericanos, alcanzaron la inmortalidad gracias a éxitos como ‘Mr. Sandman’ o ‘Lollipop’.

Wanda Jackson

Hablamos de una pionera en el género rockabilly. De las primeras mujeres en hacerle a la ‘música de negros cantada por blancos’. Capitol Records fue la casa responsable de su éxito por todo EE.UU. donde se unió a las giras de Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Roy Orbison, entre otros.

Su ejemplo fue seguido por Janis Martin, Brenda Lee y  Laura Lee Perkins. También importantes para el desarrollo del género que murió tan pronto como empezó.

The Runaways/Joan Jett

Fue una de las primeras bandas femeninas. Pioneras en todo sentido. Creadoras de grandes éxitos e himnos que las chicas rockeras en los años 80 nunca dejaron de corear. Y, por si fuera poco, talentosas, bellas, rebeldes y de gran actitud sobre el escenario.

Pero no sólo fueron una bomba en conjunto. Por separado rompieron esquemas en la escena estadounidense. Joan Jett, por ejemplo, es una de las dos guitarristas mujeres que aparecen entre los 100 mejores del instrumento según Rolling Stone.

Lita Ford, por su parte, se dedicó a la power ballad, pero lo hizo de la mejor manera. En vivo era salvaje, atrevida, reveladora. Nadie podía contener lo que llegaron a llamar “el mejor performance  femenino”. Y su belleza… uff.

Debbie Harry

En el new wave se tiene que mencionar, por la fuerza, a una de las mejores interpretes. Me refiero, claro a Deborah, líder de Blondie. Ella podía serlo todo. La más agresiva, la más sensual  conejita Playboy, la más dulce, la más celosa, la mejor vestida. Aprovechemos que sigue dando conciertos y grabando discos. No creo que haya más rockeras como ella muy pronto.

The 5,6,7,8’s

Entrando en la década de los 90, quizá un poco antes, la cultura de la música surf californiana alcanzó a un trío de mujeres niponas. Tal vez las recuerden por su aparición en la película Kill Bill, dirigida en 2003 por Quentin Tarantino.

Sin embargo, la escena garage de Tokyo, Japón, las tiene en un pedestal. Son una de las máximas expresiones de rebeldía feminista y abrieron la puerta a un montón de rockeras en su país.

Brody Dalle

El nuevo siglo trajo consigo a un montón de rockeras que, si no fuese por las anteriores en la lista, quizá no se dedicarían a la música. Un buen ejemplo es Gwen Stefani de No Doubt, aunque después le metió más duro al pop. También están Lily Allen como solista o Brody Dalle en el punk con The Distillers. Esta última de las más importantes e idolatrada entre las chicas de hoy.

Amy Winehouse

Esta cante de gran registro vocal y capacidad única para expresar emociones se apoderó del público tras su álbum debut Frank, seguido de Back To Black. Llegó no solo para mostrarle al mundo lo que puede hacer una mujer con la música. También demostró que los sonidos clásicos pueden modernizarse sin perder la esencia, sin mezclas absurdas, sin ser irrespetuoso con los grandes.

Una de las mejores artistas que ha dejado el nuevo siglo y que murió, lamentablemente, en julio de 2011. Su fallecimiento, como todo, también lo hizo en grande al unirse al afamado ‘club de los 27’. Leyenda.

Simone Simons

No podemos olvidarnos del metal. El género donde actualmente podemos encontrar a las mejores cantantes.  Sus voces son potentes como ninguna otra, muy ecuánimes si se necesita, e incluso guturales.

Angela Gossow, Cristina Scabbia, Taylor Momsen, Amy Lee o destacan, pero Simone Simons está en otro plano existencial. Es, hoy por hoy, de las mejores voces que el género puede presumir.

#GAM


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito. Siempre aprendo cosas nuevas y luego las escribo para ustedes.