Regresar arriba


Cosas que pasan en ‘La Casa de las Flores’ y que jamás pasarían en las telenovelas

Y es que la historia va mucho más allá de un simple melodrama, se trata de acercar al público a la realidad.

Entretenimiento

Hace unos días ‘La Casa de las Flores’, vio la luz en la plataforma preferida por muchos: Netflix, esta serie rápidamente se convirtió en un tema muy relevante en redes sociales, disparando una tremenda cantidad de memes y hasta retos.

El personaje que sin duda robó la atención de los seguidores de la serie fue el de Paulina de la Mora, interpretado por Cecilia Suárez, quien con un hablar pausado y un tanto desesperante propició el #PaulinaDeLaMoraChallenge, mismo que consiste en hablar a su velocidad y con el mismo acento que la actriz utiliza en la serie.

Pero ‘La Casa de las Flores’, tiene mucho más, pues aunque el rostro de Verónica Castro, nos remita inmediatamente a las telenovelas y la historia se aproxime muchísimo a un melodrama, hay situaciones que sacan a la historia completamente de esta categoría, pues son contextos que no se verían, ni por equivocación, en una telenovela tradicional.

Empecemos con la bisexualidad

Darío Yazbek, es Julián de la Mora, el retrato de un joven que se ve beneficiado por la ventajosa situación económica que posee su familia para dedicarse a hacer nada, sin embargo, el clímax del personaje sucede cuando, aún teniendo una novia ‘bien’, de repente besa al asesor financiero de la familia, Diego, interpretado por Juan Pablo Medina.

Él al principio asume su sexualidad y se declara gay, aunque en realidad es bisexual, pues disfruta ampliamente las relaciones con mujeres y hombres.

A Virginia de la Mora le gusta la marihuana

Así como se escucha al personaje interpretado por ‘La Vero’ Castro, le gusta ‘quemarle las patitas al diablo’.

‘Virgin’, como le llaman en la serie, no es la típica matriarca que se la pasa llorando por todas las desgracias que le pasan a su familia, sino que es una mujer de armas tomar, que sí, haría lo que fuera por los suyos, pero que también conoce la venganza y sabe meter en cintura a más de uno.

Acostumbrada a brillar en sociedad y a cargar con el estrés que esto genera, Virginia tiene que pasar circunstancias muy duras por aparentar tener una familia perfecta, así que para liberar toda esa presión suele cargar una pipa y un poquito de marihuana ‘libre de sangre’, para relajarse.

En una entrevista que Adela Micha le realizó a Verónica, la actriz confesó que interpretar esas escenas le costó mucho trabajo, “nada que ver mi persona con el personaje”, “soy muy conservadora, todavía soy una persona muy costumbrista”.

Esposo transexual

La sorpresas no terminan, pues el exesposo de Pau de la Mora, es transexual. El personaje se llama María José y es interpretado por Paco de León.

La separación de esta familia, se da luego de que Paulina agarra infraganti a José María (nombre que usaba cuando era su esposo), mientras se prueba sus medias, la separación se hace inminente y María José viaja a España, para asumirse totalmente, dejando a su esposa e hijo en la Ciudad de México.

María José
María José

Sin embargo, con el objetivo de liberar al patriarca de los de la Mora de la cárcel, María José vuelve a México y ambos se dan cuenta que el cariño se mantiene intacto.

¿Un trío gay?

Julián aún tiene mucho que dar, pues mientras aclara todos sus sentimientos y preferencias decide terminar con su novia Lucía, quien en un arrebato de despecho decide difundir un video sexual, en el que aparece Julián haciendo un trío gay.

Las redes sociales lo tunden y terminan por llamarlo #LordDámeloTodo.

Así la historia de esta serie que la ha roto con todo, quizá sea justo esto, el atrevimiento de tratar temas cercanos a la realidad lo que le vale el rotundo éxito al trabajo de Manolo Caro.

 

Por si te lo perdiste Aquí puedes ver la entrevista de Adela Micha con Verónica Castro:

 


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

Camino, observo, pregunto y escribo.