Regresar arriba


The Drums festeja a la juventud capitalina con un concierto en El Plaza

El concierto de Jonathan Pierce y The Drums en el Plaza Condesa buscó acercar a los jóvenes de la CDMX con las artes, la cultura y la diversión.

Entretenimiento

A media pista, cuando Jonathan Pierce tocaba ‘Head Of The Horse’ durante el concierto de The Drums en el Plaza Condesa, dos jóvenes comenzaron a forcejear, empujarse y a lanzar manotazos al aire sin atinar un solo golpe a su oponente.

No sé la razón, mucho menos importa, solo me recordaron la paz con que más de 50 jóvenes se golpeaban unos con otros a ritmo del Chingadazo de Kung Fu en el Foro Bizarro.

Pero a Jonathan poco le importó lo anterior, pues el invitado de honor era la música. Para festejar, cerca de dos mil fanáticos abarrotaron El Plaza Condesa de la Ciudad de México. Todos, claro, con el mismo objetivo: ver al neoyorquino echar sus tan característicos pasos de baile y corear canciones como las ya clásicas ‘Let’s go surfing’ o ‘Money’.

The Drums en el Plaza Condesa
Jonathan Pierce. Fotografía: Gustavo Azem.

The Drums en El Plaza Condesa

La tocada inicio puntual, pero acabó un poco antes de lo pactado para mala suerte del público, aunque esto no impactó para nada en la cuasi perfecta presentación de una de las tres bandas estelares de la tarde.

Junto a ellos, Gang Of Four y Buzzcocks, leyendas del punk internacional, entregaron en voz, cuerpo y alma lo más destacado de su repertorio. Pero aquí no terminó el desfile de géneros musicales, pues en foros como el Caradura o Departamento tuvieron desde psicodelia, hasta música electrónica.

Eso precisamente, es lo que hace del Festival Marvin uno de los más importantes en todo México. El talento joven, la variedad de propuestas o los talleres, el cine al aire libre y los conciertos gratuitos es algo que solo ellos pueden jactarse de tener.

Gang Of Four en El Plaza Condesa
John Sterry “Gaoler” de Gang Of Four. Fotografía: Gustavo Azem.

Un setlist de ensueño

A través de las redes sociales, Pierce anunció que le daría voz a las personas que no se sienten valoradas. Por ello, convocó a sus fanáticos para elegir en conjunto las canciones que sonarían por la noche en el imponente inmueble de Av . Nuevo León.

El resultado fue un viaje de nostalgia por todas las producciones discográficas del músico. Abysmal Thoughts, extrenado el año pasado, fue la base de todo su concierto. Canciones como ‘Mirror’, ‘Heart Basel’ o ‘Rich Kids’ repartieron el baile a diestra y siniestra.

Claro que también temas de su producción homónima como ‘Best Friend’ o ‘Let’s Go Surfin’. Tampoco se olvidaron de ‘Money’, ‘Days’ o ‘I Need a Doctor’ del álbum Portamento, lanzado a mediados de 2011.

Pierce demostró una vez más que es un tipo incansable y el tiempo no pasa ni un segundo por su cuerpo. Lo mismo baila como adolescente, que se pone a brincotear o hace cualquier tipo de ademán con sus extremidades sin sofocarse. Sin sonar como todo un anciano con necesidad de oxígeno.

The Drums en El Plaza Condesa
Jonathan Pierce. The Drums en El Plaza Condesa. Fotografía: Gustavo Azem.

Una dedicatoria especial para todos los mexicanos

La cereza en el pastel fue su más reciente sencillo ‘Meet me in Mexico’. El año pasado fu lanzada en todas las plataformas digitales con el único objetivo de donar todo el dinero de las compras para la reconstrucción del país tras los temblores de septiembre de 2017.

Fue así como salió en medio de una tremenda ovación, al tiempo que sus asistentes lanzaban plumillas, baquetas y demás parafernalia como tributo al público que pagó su boleto dos veces para ver a The Drums en el Plaza Condesa.

Quizá los organizadores deberían analizar la venta general sin boletos exclusivos para los ‘espectáculos más importantes’. Así como 2 mil personas disfrutaron de uno de los mejores conciertos del año, otros 2 mil quedaron fuera.

The Drums en El Plaza Condesa
Jonathan Pierce. Fotografía: Gustavo Azem.

Otros apuntes del festival

La edición del Festival Marvin que se fue nos dejó un increíble sabor de boca y muchos aprendizajes. En general, resultó ser una organización bastante buena en cuanto al transporte, las bebidas, el sonido y la diversión garantizada.

En algún momento de la tarde, quizá, se vieron truncados los recorridos por culpa de la lluvia, lo que provocó que se paralizaran los escenarios. Foros como Cinespacio y Caradura se abarrotaron de refugiados. Al mismo tiempo, grandes proyectos tocaron ante muy poca gente que prefirió no mojarse. Claro que el clima, es algo que no puedes prevenir con precisión, algo que siempre jugará en contra.

Marvin ratificó su título como festival independiente y alternativo más importante en México.

The Drums en El Plaza Condesa
Jonathan Pierce. Fotografía: Gustavo Azem.
The Drums en El Plaza Condesa
Jonathan Pierce. Fotografía: Gustavo Azem.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito. Siempre aprendo cosas nuevas y luego las escribo para ustedes.