Regresar arriba

¿Construcción del NAIM está financiado con recursos públicos o privados?

El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador no está de acuerdo con su construcción, señala que su costo es excesivo.

Política
NAIM

Durante esta campaña electoral uno de los temas que ha salido a debate es la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Este proyecto que lleva varios años planeándose y se ha convertido en uno de los temas usados por los candidatos presidenciales, sin embargo, Andrés Manuel López Obrador no está de acuerdo con su construcción, señala que su costo es excesivo.

El candidato de la coalición conformada por Morena-PT-PES, ha señalado que esta obra debería realizarse con recursos privados y no públicos.

Pero, ¿la obra del NAIM está financiado con recursos públicos o privados?

El equipo de Verificado 2018 realizó una investigación sobre la construcción de esta obra y ha arrojado datos realmente interesantes sobre cuánto se ha gastado y si efectivamente ese gasto ha sido con recursos públicos o privados.

Hasta el momento se ha revelado que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México ha desembolsado 25 mil millones de pesos a las empresas que están involucradas en la construcción.

Sin embargo, no se precisa cuánto de ese gasto es con recursos públicos, asignados en el Presupuesto de Egresos (PEF), y cuánto corresponde a los recursos que son denominados privados, que genera la tarifa que se cobra a los usuarios del Aeropuerto Benito Juárez, conocida como TUA.

De acuerdo con los documentos del PEF, en los ejercicios fiscales de 2015 a 2018 fueron asignados al menos 39 mil millones de pesos de recursos públicos, a la construcción del Nuevo Aeropuerto, sin que haya un indicador claro en su página web, de a qué rubro se han dirigido estas cantidades, aprobadas por el Congreso, y cuáles fueron las modificaciones presupuestales.

El GACM, para esta obra, ha prometido máxima transparencia, sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en su revisión a la Cuenta Pública 2016, alertó que el Grupo había fallado en hacer una distinción clara, respecto a cuánto había de recursos públicos y cuánto de recursos privados, en las ampliaciones presupuestales que le aprobó Hacienda.

“Los recursos ejercidos por el GACM reportados en Cuenta Pública no se presentan de manera segregada de forma que se identifiquen los montos de la fuente privada y fiscal”, indicó la ASF.

Lo pagan los usuarios

Para pagar el Nuevo Aeropuerto, además de los recursos fiscales o del PEF, el gobierno de Peña Nieto dispuso que se utilicen recursos generados por la Tarifa de Uso de Aeropuerto, conocida como TUA.

Estos recursos son los que el Grupo Aeroportuario denomina como recursos privados, y espera que cubran el 70% del costo total de la obra (ese calculó cambió; en un inicio se previó que cubrieran un 58%).

La TUA es un cobro que está incluido en el costo del boleto de avión de cada pasajero que utiliza el actual Aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) -en vuelos de salida-, y también se cobrará a quienes usen el Nuevo Aeropuerto.

El gobierno fija esta tarifa de forma unilateral, está expresada en dólares, y cada año se determina su equivalente en pesos.

Desde que se anunció el Nuevo Aeropuerto, ha tenido un aumento considerable.

La TUA para vuelos nacionales pasó de ser de 15.91 dólares, a 23.20 dólares, en 2018. Esto es un aumento del 45%.

En el caso del cobro por vuelos internacionales, pasó de ser de 19.59 dólares, a 44.07 en 2018. Un aumento del 124%.

Esta Tarifa del Uso del Aeropuerto o TUA es parte esencial del financiamiento del Nuevo Aeropuerto; ese ingreso ha sido la garantía de pago del Grupo Aeroportuario para pedir créditos o colocar bonos verdes de deuda, con los que bancos e inversionistas internacionales le han dado recursos en dólares.

Ese ingreso constante también le permite al Grupo Aeroportuario presumir que el Nuevo Aeropuerto es autofinanciable, ya que lo están pagando los propios usuarios, nacionales e internacionales, con la TUA.

¿Cuál sería el costo total?

La principal crítica de López Obrador a la obra del Nuevo Aeropuerto es el costo, a su parecer exacerbado.

De acuerdo con el GACM, prevalece el cálculo inicial de que la construcción costará al menos 13 mil 300 millones de dólares.

Sin embargo, cuando fue presentado en 2014, se dijo que en pesos mexicanos el costo sería de 169 mil millones de pesos, con un tipo de cambio de 13 pesos por dólar.

Y ahora, cuatro años después y con un tipo de cambio de 19 pesos por dólar, se habla de que el aeropuerto en Texcoco costará al menos 240 mil millones de pesos (es la cifra que dio Patiño, aunque en la cartera de Programas y Proyectos de Inversión de Hacienda, se considera un monto de 195 mil millones de pesos).

Deuda por años

Con el instrumento de los bonos verdes, por ejemplo, hay un monto de 3 mil millones de dólares que tiene como plazo de pago el año 2047 (con una tasa de interés anual de 5.500%), y otros mil millones, con vencimiento en el 2028.

Es decir, esa deuda podría seguirse pagando hasta ese entonces; aunque como ya se ha mencionado, el Grupo Aeroportuario estima que ese monto sea cubierto con la TUA, con recursos que considera privados.

Los bonos verdes son instrumentos que permiten obtener fondos, se pagan a cierto plazo con sus respectivos intereses, y tienen como peculiaridad que los recursos que presten los inversionistas o tenedores deben ser utilizados para obras que procuren el cuidado del medio ambiente.

“Todo bono es deuda, para el emisor. Todo el que emita un bono, es deuda. Así sea el gobierno o sean las corporaciones privadas, o incluso organismos no gubernamentales”, explica el economista Raymundo Tenorio.

Cuánto se gastará en mantenimiento

En un lapso de 50 años, de acuerdo con el observatorio del gasto de la Secretaría de Hacienda, se estarían gastando unos 569 mil millones de pesos en operación y mantenimiento del Nuevo Aeropuerto.

Si se considera ese monto, el costo total del proyecto superaría en las próximas cinco décadas los 764 mil millones de pesos, sin considerar todo tipo de imprevistos, que podría aumentar la cifra.

El costo de cancelar

De acuerdo con el Grupo Aeroportuario, en este momento hay 321 contratos firmados, cerca de un 30% de avance de la obra, y cancelar costaría unos 120 mil millones de pesos, considerando lo que ya se ha invertido, las demandas que habría de los contratistas y penas convencionales.

Otro factor a considerar es que, de acuerdo con el gobierno de Peña Nieto, 45 mil personas trabajan en este momento en la construcción del Nuevo Aeropuerto.


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

Soy un cronopio del periodismo.