Regresar arriba


Trump no cumplió con el plazo para reunir a familias

Más de la mitad de los niños, menores de 5 años, no fueron reunidos con sus padres por no haber confirmado la relación de parentesco. El gobierno pide más tiempo.

Política

El gobierno estadounidense incumplió el plazo que fue fijado para la reunión de las familias migrantes separadas, derivado de la aplicación de la política de “tolerancia cero”.

A finales de junio Dana Sabraw, un magistrado de San Diego, California, indicó que los menores de cinco años debían estar al lado de sus padres a más tardar este martes, mientras quienes tuvieran de cinco años en adelante, deberán reunirse con su familia a más tardar el 26 de julio.

Sin embargo, la orden no se acató, pues hasta la medianoche de este martes, sólo 34 niños fueron reubicados con su familia, de este modo no se cumplió con el plazo marcado por las autoridades.

De acuerdo con información del Departamento de Salud y Servicios Sociales, mencionados por CNN, las autoridades estadounidenses no lograron reunir a todos los niños con sus padres, luego de no haber logrado comprobar la relación de parentesco a tiempo.

Así de los 102 niños menores de 5 años, 75 podrán reunirse con sus padres y 27 no, estos últimos porque ocho tienen antecedentes penales, cinco no son los padres biológicos, uno sufre una enfermedad contagiosa, 12 han sido deportados y uno más no ha sido localizado.

No hay más tiempo

Dana Sabraw, dijo a los abogados del gobierno que no se extenderá el plazo fijado hace dos semanas: “estas son fechas límite firmes. No son metas ambiciosas”, dijo el juez.

Por su parte el gobierno había solicitado al juez un plazo mayor, ya que necesitaba hacer pruebas de ADN, para confirmar los lazos familiares, realizar investigación sobre los antecedentes de los padres, así como su estado físico.

“Nuestro proceso puede no ser tan rápido como algunos quisieran, pero no hay duda de que está protegiendo a los niños”, declaró Chris Meekins, funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, del gobierno estadounidense.

Se estima que más de 2 mil 300 niños fueron separados de sus padres tras del inicio de la política de “tolerancia cero”, que tiene como finalidad procesar a los adultos que crucen la frontera de manera ilegalmente, así mientras los padres están detenidos y a la espera de un juicio, sus hijos son trasladados a alojamientos administrados por una agencia estatal.

 

 


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe todas las noticias relevantes en tu e-mail

Camino, observo, pregunto y escribo.